Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
arcadia-fugaz.over-blog.com

Blog alternativo de actualidad política con temas de interés internacional

Contradicciones económicas hacen estragos en Venezuela

La Tecla Fértil.

*Empresarios y comerciantes desafían abiertamente al presidente Nicolás Maduro Moros

Muchos venezolanos desean pasar a la historia con una buena percepción del gobierno, donde de una u otra manera cumplieron funciones legislativas o municipales. De allí que la población, los cataloga como lunáticos, que, en vez de velar por el conjunto de los venezolanos en un momento de convulsión social, están obsesionados de como pasarán a la historia, de allí que todos se encuentran en la frontera de la ley.

Es difícil, encontrar hoy la respuesta serena y firme del Estado democrático y, ya sabemos como se actúa cuando hay poicos de violencia.

Pero, la mayoría de los diputados viajan a injerir en el gobierno visitado e influyen en los jóvenes para fomentar desórdenes públicos.

Esto, ha permitido que el norte de Centroamérica y países del Sur con un gran patrimonio arqueológico y que se han desarrollado en la época precolombina, se hayan constituido en una de las más codiciadas tierras para los saqueadores, vendedores y coleccionistas., sin duda, Guatemala y Honduras se destacan como lugares de grandes centros ceremoniales y el Salvador, por sus cunas arqueológicas.

La extracción de estas piezas no solo es contraproducente porque la saca de su contexto, impidiendo la investigación a profundidad de la civilización que las elaboraron y los usos que tenían, sino que además implica la destrucción irreparable de detalles en las piezas mutiladas. Para prevenir la proliferación de esta práctica, que empezaba a devastar los monumentos, la Unesco aprobó en 1970 la convención sobre medidas que deben adoptarse para la Protección del Patrimonio Cultural de las Naciones. Esto obligó a los países que aún no contaban con ella a crear una legislación específica para proteger este tipo de bienes. Entre ellos Honduras, en 1984; seguido por El Salvador, en 1993, y por Guatemala en 1997.

Sí, es grave que la información de la historia de un país acabe en una repisa a la vista de unos pocos, pero no es lo peor en gestión de patrimonio arqueológico que ha sucedido a nivel centroamericano. El Salvador, me temo, es el que menos ha sabido disimular su desinterés por lo arqueológico.

El saqueo no se reduce a la recolección de lo que está a merced de la naturaleza gracias al ingenio de los excavadores que conocen muy bien la ubicación de los asentamientos y saben dónde hacer hoyos. Sino la avidez de los políticos para posesionarse de ellas.

Sin duda, estamos viviendo una época de democracia y barbarie, donde las zonas fronterizas constituyen el punto débil de cada gobierno por la precariedad cultural de la gendarmería que están allí focalizadas para estar vigilantes del orden público.

¿Merece policialmente hablando la misma respuesta una queja democrática que unos actos de barbarie?

¿Qué hace el presidente para crear niveles de felicidad al pueblo?

Estamos cansados de tantas mentiras, como es el caso del Petro. Necesitamos de un acuerdo verdadero y váyase, quien tiene que irse, va más allá de la izquierda y derecha. No queremos un socialismo falso y de niños burgueses que no les interesa la República.

Necesitamos un dialogo concreto para hacer viable el conflicto en Venezuela y, necesitamos un Referéndum de algo. Es ir a una reconciliación y elaborar un programa para las elecciones futuras, es una nueva independencia, una ruptura con el pasado. Buena, acá en Venezuela Unidas Podemos y Comú Podemos tiene que ver mucho con ello. Me refiero al desastre que hay en el país en ciertos segmentos de orden económico.

No hay que abusar de los términos políticos y sociales, como lo hizo Evo. Cuando no quiso darle oportunidad a su amigo personal Álvaro Linera y lo mismo, es lo que sucede en Venezuela.

Hay que trabajar mucho por la cultura de La Paz.

Este es uno de los tópicos más repetidos por los sectores nacionalistas españoles, Saudí, Bolivia, Chile y Ecuador. El expresidente popular Mariano Rajoy lo repitió una y otra vez en sus mítines. Sin embargo, la mayoría de historiadores coinciden en calificar esta afirmación como falsa. Para empezar, es muy difícil -por no decir imposible- averiguar de forma objetiva cual es la nación más antigua de Europa, puesto que el concepto nación está más ligado a los sentimientos que a una institución administrativa real. 

A menudo se habla de los "500 años de historia", haciendo referencia al matrimonio de los Reyes Católicos -Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla-, a finales del siglo XV. Sin embargo, por un lado, los expertos niegan que podamos referirnos a ello como al comienzo de lo que ahora es España, puesto que el resultado de la unión fue más bien un conglomerado de reinos -que conservaban sus costumbres, monedas y leyes- que un Estado unificado. Por otro lado, aunque aceptáramos la época de los Reyes Católicos como el comienzo del Estado-nación española-, este seguiría sin ser el más antiguo de Europa, puesto que tanto Francia como Inglaterra datan sus orígenes a principios del siglo XIII.

Acá en Venezuela, tenemos que remontarnos por igual a la época colonial.

Me llama mucho la atención que los predicadores del socialismo, los mismos que han llevado a Cuba, Venezuela, Corea del Norte a la posición que hoy ocupan en el mundo, la misma doctrina que colapsó en la Unión Soviética, la China de Mao, se autodenominan “progresistas”. Es increíble, son países donde el salario es ínfimo comparado con países que practican el libre mercado como modelo económico, pero hablan de que en éstos hay explotación y salarios reprimidos. Hablan de la tolerancia con la comunidad de homosexuales en países donde ha sido criminalizado y enviados a campos de concentración para su reeducación. Se hacen llamar progresistas porque predican luchar por acabar la pobreza, pero en la realidad la multiplican. Esas propuestas “progresistas” ya acabaron con Venezuela, con Cuba y acabarán con cualquier otro país que también aplique el castro-comunismo

Me gusta, como habla Vladimir Putin de crecimiento industrial, educación, desarrollo y unidad familiar, ese es el verdadero socialismo, el bienestar familiar.

Cuando cae un dictador, ¿qué sucede con las obras de arte creadas bajo su control? ¿Deberían ser arrojadas al mar, o bien habría que estudiarlas? ¿Y si caen en las manos y las mentes de aquellos dispuestos a dar por bueno su terrible mensaje? La cuestión es especialmente pertinente en referencia a las más de mil películas creadas por la Alemania nazi entre 1933 y 1945; docenas de ellas aparecen en el documental 'Hitler’s Hollywood', que analiza la estética y el espíritu del cine producido con el sello de la esvástica y trata de entender el poder de su propaganda. “Es innegable que muchas de las películas nazis tienen un valor artístico considerable, y en su calidad radica buena parte de su poder de convicción y por tanto de su peligro”, sostiene el crítico Rüdiger Suchsland, director de la que en realidad es la segunda entrega de su planeada trilogía sobre la historia del cine alemán -'From Caligary to Hitler' (2014), centrada en la República de Weimar, fue la primera-. “Es imposible desvincular la belleza superficial de esos títulos de su absoluta fealdad. Porque son obras esencialmente totalitarias, que fueron diseñadas para inocular ideas atroces y producidas por gente monstruosa. Y porque la industria cinematográfica alemana de aquellos años fue purgada de judíos, comunistas, liberales, demócratas y homosexuales, y de todos aquellos que no probaran su lealtad a Hitler”.

El propio Führer era un gran aficionado al cine -fan acérrimo de los musicales, las películas de Frank Capra y Mickey Mouse-, pero el hombre que controlaba todos los aspectos de la producción fílmica del Tercer Reich, de los presupuestos al 'star system' pasando por las tramas y la ideología, era su ministro de propaganda. Joseph Goebbels estaba ansioso por erigir una versión germana de Hollywood y replicar su capacidad de impacto en las masas, para suministrar sus mensajes belicistas, sexistas, antisemitas y genocidas. "Él sabía que la mejor propaganda es la que no se puede ver o sentir -recuerda Suchsland-, la que se infiltra en el alma del receptor como un veneno insípido y lava su cerebro de forma imperceptible, paso a paso”. Por eso tiene sentido que, aunque por supuesto menciona a Leni Riefenstahl –cuyos documentales 'El triunfo de la voluntad' (1935) y 'Olympia' (1938) vendieron el nazismo como un espectáculo visual erótico-religioso- y ficciones flagrantemente promotoras del Holocausto como 'El judío Suss' (1940), 'Hitler’s Hollywood' pone el foco en el otro cine, aquel que en apariencia solo buscaba entretener al público porque su carga propagandística era subliminal: películas de aventuras, comedias, recreaciones que recordaban las glorias germanas pasadas, historias fantasiosas y musicales; un cine suntuoso, lleno de magníficos vestuarios, floridas escenografías y elaboradas coreografías.

Así, amigos socialistas, somos de izquierda y no sigan engañando al pueblo, dejen de perseguir riquezas.

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post