Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
arcadia-fugaz.over-blog.com

Blog alternativo de actualidad política con temas de interés internacional

G7, busca unificarse hacia el contexto ambiental y económico mundial.

El Reportero del Pueblo.

.

Actualmente el mundo enfrenta una crisis por la que los problemas se multiplican en forma alarmante. Uno de los mayores problemas es la desigualdad que sufre la humanidad; como consecuencia de la explosión demográfica mundial, pues hay 80 millones de seres humanos más cada año. En la próxima década tendrá más de 8.000 millones de habitantes el planeta tierra, provocando la mayor crisis de alimentos y agua potable, que serán insuficientes para satisfacer a la humanidad. En este sentido, Enmanuel Macron esta muy interesado que Rusia avance en sus conversaciones con el mundo europeo para conformar una sola fortaleza desde Portugal hasta Vladivostok.

En este temperamento, el premier francés, queda como el portaestandarte de los caros intereses europeos ante el próximo alejamiento de la canciller Angela Merkel, declaró que era preciso “reinventar una arquitectura de seguridad y de confianza entre Rusia y la Unión Europea”.

Como epílogo del encuentro G7, Macron evocó la anterior visita de Putin a Versalles, en 2017, cuya bienvenida fastuosa fue solo comparable a aquella reservada a Pedro el Grande, cuatro siglos antes. Ahora, en esta ocasión, se revisaron las crisis que enfrenta el mundo, comenzando por el riesgo de abrogación del pacto nuclear signado en 2015 con la república teocrática de los ayatolas, el cual se ha visto herido de muerte tras el alejamiento unilateral del gobierno de Trump de este convenio, tan laboriosamente logrado.

No pudo faltar en el menú la cuestión de Ucrania, aunque con el advenimiento del nuevo presidente Zelinski se abren frescos horizontes de acomodamiento. En Siria, donde la influencia rusa es determinante, los europeos aguardan su cooperación para mitigar el uso excesivo de la fuerza gubernamental para consolidar el control de las zonas rebeldes, particularmente en la ciudad de Idlib. En tanto que, en Libia, Francia ejerce de amigable componedor entre las partes en pugna.

En todos estos conflictos la posición rusa es, efectivamente, insoslayable. En otro nivel se discutieron tópicos como el armamentismo y la seguridad colectiva, el Acuerdo climático de París (que Rusia acaba de ratificar), la preservación del Ártico frente al calentamiento global, y la crisis del multilateralismo, que exige la recomposición del orden internacional.

Naturalmente, aparte de los puntos de la problemática mundial, los presidentes también se ocuparon de revisar las relaciones bilaterales de París con Moscú y de la Federación Rusa con la Unión Europea. En esa avenida, Putin no pudo encontrar un mejor abogado que Macron, quien sinceramente sostiene que Rusia debe reencontrar su sitio no solo en el G7, sino también en el concierto del continente europeo.

Hay mucho optimismo entre Vladimir Putin, (Rusia), Enmanuel Macron, (Francia) y Donald Trump, (USA), Los tres hombres emprendedores y de fuerte crecimiento comercial que, ahora se adhiere Bolivia con el mejor presidente del Sur, Evo Morales Ayma.

En el comunicado final del encuentro, con el fin de edulcorar sus avances románticos con Putin, el Mandatario francés incluyó frases de optimismo para que las libertades fundamentales de los ciudadanos en Rusia, como la libre locomoción, la facultad de expresar opiniones divergentes a las oficiales y de reunión irrestricta, sean tan respetadas como en el resto de los países europeos.

Es importante destacar el intento nuevo de reordenamiento mundial del planeta por parte de los países más ricos del mundo, al igual que su economía, hoy adjetivada a ese concepto de los números estadísticos. Ahora bien, El problema que envuelve a la justicia nacional a muchos países, es realmente grave. La falta de transparencia perturba cualquier investigación y los procesos no avanzan, consolidándose la impunidad. Hasta ahora han fracaso los intentos de reordenamiento del sistema por haberse anulado la independencia del poder judicial, requisito indispensable para un desenvolvimiento objetivo, imparcial, ético y fundamentalmente profesional. Se han efectuado varios intentos para modernizar las leyes, jerarquizar a los magistrados, especializar a los fiscales y depurar el sistema, pero la cizaña política ha echado raíces y echa por tierra todos los esfuerzos.

Un valioso trabajo dirigido a la Reforma Judicial en Bolivia fue apoyado por la fundación «Friedrich Ebert Stiftun», el año 2015, lamentablemente sus observaciones y recomendaciones quedaron en el camino.

Renovar la justicia no consiste solamente en cambiar leyes. «Aquí se propone que la reforma de la justicia hace parte de un proceso más amplio de rectificación de las organizaciones del sector, signado por un cambio cultural en la forma de administrar la solución de los conflictos en la sociedad, que debe ser abordado integralmente, desde la adecuación normativa, la gestión institucional y la eficiencia de los servicios en beneficio de los ciudadanos; en el marco de una política pública sostenida, planificada y evaluada periódicamente, con la participación de múltiples actores. El acceso a la justicia en Venezuela, está estrechamente vinculado a la institucionalización del sistema judicial. Es decir, así como el acceso a la justicia para las personas es un derecho, al Estado le recae la obligación de prestar un servicio público, y como tal debe estar sometido a los procesos de formulación, planificación, gestión, evaluación e incluso control social que corresponde a todas las políticas públicas». Tras los fracasos en los experimentos con la elección de magistrados mediante comicios, y los resultados escandalosos de las frustradas reformas, ya se impone una reestructuración total, radical y extendida a todos los actores e instituciones del sistema, es decir Policía, Ministerio público y el Órgano Judicial.

Vivimos un momento de grandes incertidumbres políticas, sociales y económicas. Con el fin de la bonanza económica y en un contexto de volatilidad de los precios internacionales de las materias primas, es difícil prever cuáles serán las tendencias futuras en relación a la sostenibilidad del modelo económico y de las mejoras sociales.

Es necesario restablecer el deterioro de los indicadores macroeconómicos.

A nivel mundial nos encontramos con un deterioro económico y un contexto político sombrío. Las maniobras gubernamentales no se han cumplido, creando una molestia general, lo que constituye e implica un mayor desarrollo productivo, inclusión social y sostenabilidad ambiental.

Francia y Rusia, desean abrir oportunidades para lograr un dialogo interdisciplinario, donde se ataque los puntos difíciles a la crisis mundial de los alimentos, controlados por mafias bancarias y empresariales que no gustan de pagar aranceles, sino que solo desean comercializar sin cancelar las cuotas de sincerización de precios en los productos a exportar.  La complejidad de las transformaciones económicas, tecnológicas, ambientales y sociales a nivel global requiere de nuevos marcos cognitivos abiertos a diferentes conocimientos, al diálogo crítico, constructivo y riguroso. Ya no es suficiente enfrentar por separado los problemas económicos, sociales, ambientales y políticos. 

Es importante comprender los cambios acelerados en el mundo: la revolución tecnológica y digital, las nuevas economías del conocimiento, las fronteras de emprendimientos sociales y ambientales, la transición a energías limpias, las oportunidades de biocomercio. Se suman las demandas de alimentos sanos y sustentables ambientalmente, los nuevos parámetros de contabilidad ambiental y social del crecimiento, la desvinculación del crecimiento económico del uso intensivo de recursos, y sus impactos ambientales; la economía circular orientada a la minimización del uso de recursos y de desechos no reaprovechados; las nuevas políticas sociales para el ejercicio universal de los derechos y las nuevas institucionalidades para las nuevas vías de desarrollo.  

Pese a que el diálogo interdisciplinario no es un ejercicio fácil, no sólo es posible como necesario para la construcción de trayectorias posibles y deseables de transformación económica. Se trata de articular tres desafíos: la diversificación productiva con sostenibilidad ambiental, justicia social (superación de la pobreza y disminución significativa de las desigualdades) e institucionalidad democrática. 

El futuro está en la transición a economías sostenibles ambientalmente y, por lo tanto, en las transformaciones de las estructuras productivas y de los modelos de protección social a nivel global, regional y nacional. Algunas de las nuevas preguntas son: ¿cuáles serán las nuevas ventajas comparativas y competitivas en el mundo frente a la crisis ambiental y social?, ¿qué están haciendo los países que se convertirán en los nuevos líderes de la economía del futuro?, ¿cómo los países reorientarán sus estructuras económicas para ser más competitivos en productos y servicios medioambientalmente sustentables y socialmente inclusivos? y ¿cuáles son las nuevas generaciones de políticas sociales?

La contribución de las universidades al debate y reflexión plural y democrática está en la promoción de investigaciones serias y comprometidas con el desarrollo sostenible ambientalmente y socialmente inclusivo; en la articulación nacional e internacional entre académicos, actores sociales y políticos, y en la formación profesional y ética de las nuevas generaciones.

Mientras que la reducción de la pobreza rural se tradujo en el incremento de la clase media en situación de vulnerabilidad, en el área urbana significó el incremento de la clase media. El Informe de Desarrollo Humano de América Latina y el Caribe (2016) corrobora la tendencia de disminución de la pobreza con el incremento de la clase media y la clase media vulnerable en Bolivia, la cual siguió la tendencia de la mayoría de los países de la región al inicio del siglo XXI. 

Considerando que el movimiento de movilidad social es tanto ascendente (salida de la pobreza) como descendiente (retorno a la situación de pobreza), los análisis deben considerar el efecto neto de ambos movimientos. En muchos países de la región, con el fin de la bonanza económica y el aumento del desempleo, se incrementó el movimiento descendiente con el retorno de millones de hogares a la situación de pobreza.  

La nueva clase media vulnerable, tiene mayor probabilidad de caer en situación de pobreza cuando pierde su fuente de ingreso laboral en aquellos países con sistemas de bienestar con baja cobertura y menos comprensivos. Este es el caso de Bolivia, Salvador, Paraguay, Nicaragua, Guatemala y Honduras.  La mayor vulnerabilidad a recaer en la pobreza está asociada a la alta dependencia de los ingresos laborales por parte de los hogares en contextos de alta informalidad del mercado de trabajo y menor acceso a bienes y servicios de primera necesidad, principalmente educación y salud. 

La comprensión de los factores que inciden en la vulnerabilidad a la pobreza de las familias en los países de la región latinoamericana es muy importante para implementar medidas que precautelen la regresión de los avances sociales con el fin de la bonanza económica y, al mismo tiempo, favorezcan la salida de la pobreza de los que se mantuvieron en esta condición durante el boom económico. De allí, la mirada de Vladimir Putin hacia el Cono Sur al querer colaborar para darle sostenibilidad al sistema como tal.

El gobierno de Evo Morales llamó la atención en el escenario internacional por su propuesta política de desarrollo económico alternativo en armonía con la naturaleza y respetuoso de los derechos indígenas. Su legitimidad política se fundó, en gran medida, en el compromiso político con la superación del extractivismo a través de vías alternativas de desarrollo. Sin embargo, su gobierno se caracterizó por profundas contradicciones entre el discurso oficial y las políticas económicas efectivamente implementadas. Como es conocido, la amistad del gobierno ruso con Bolivia se profundiza, Es innegable que el proceso expansivo, tanto de la demanda como de los precios de bienes primarios o commodities, ha ejercido fuertes presiones en los países ricos en recursos naturales para profundizar el modelo económico extractivo y así aprovechar las oportunidades de corto plazo del contexto internacional.

Como el tiempo es el recurso más escaso, las malas y más recientes noticias absorben nuestra atención. Sin embargo, es muy importante que insistamos en mirar el largo plazo y abrir espacio para una reflexión integral de los desafíos que enfrentamos hoy. No menos importante es conocer las iniciativas y los avances que vamos ensayando desde espacios locales, nacionales y globales para forjar un mejor porvenir colectivo. No es sólo por salud mental que debemos obligarnos a ponderar el pesimismo (fundado) que invade la secuencia de infortunios con el optimismo de los caminos posibles de superación de nuestros problemas, sino también porque es la única salida para construir futuros esperanzadores para las nuevas generaciones.

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post