Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
arcadia-fugaz.over-blog.com

Blog alternativo de actualidad política con temas de interés internacional

Guerras hibridas, perjudican a Venezuela  e Irán, dañando sus estructuras financieras.

Aventis

Hacia Irán, existe una guerra hibrida que ha incluido sanciones económicas, sabotajes y asesinatos. Por igual, la guerra informativa, todo se ha agudizado por su relación con Venezuela, China y Rusia. Estos tres países son parte de una ofensiva imperial. Hasta hoy, nadie se ha expresado por desmontar el neoliberalismo, menos derribarlo por lo menos comunistas no, aunque mantienen una propaganda populista que mueve con amplitud resortes mentales y reales que lo mueven.

Trump, viene ocasionando un impacto económico para estabilizar la moneda fuerte estadounidense y, avanzar en los criterios monetarios para abrir operaciones mercantiles hacia países alerjados de su orbita comercial. Un mercado que tenia asegurado  con los chinos, pero, su relación con Venezuela ha ocasionado una asfixia que se profundiza con el bloqueo económico.

Se busca alinear un solo frente de control para bienes y servicios que, ya empieza a perjudicar, como señale a Corea del Norte, Irán, Cuba, Venezuela y China. Con Rusia, el nivel de dialogo se profundiza y es fundamental por la relación del presidente Vladimir Putin con su homologo de los Estados Unidos de Norteamérica,ambos, hombres fuertes del planetapor la globalización e intereses comunes.

Mediante Orden Ejecutiva referida por el presidente estadounidense, tendrá lugar un reforzamiento de todas las acciones de prohibición a cualquier relacionamiento con el Estado venezolano, por parte de cualquier empresa en suelo estadounidense o relacionada con ese país. La medida impone el embargo a los bienes venezolanos en suelo estadounidense, entre ellos la filial de PDVSA, CITGO.

La nueva medida, en esencia "permitiría la aplicación de sanciones contra cualquier individuo o compañía que sostenga operaciones o brinden cualquier tipo de respaldo al régimen de Caracas", lo cual consiste en una profundización de la asfixia contra Venezuela. La complejidad de la medida y las derivaciones que tendría, supone que cualquier empresa petrolera, ente financiero u cualquier actividad económica de comercio de bienes y servicios, que tenga algún vínculo con Estados Unidos estará sujeta a acciones punitivas, aplicando la metodología de "sanciones" que Washington ejecuta unilateralmente contra países a espaldas del derecho internacional.

 

Según la jurisprudencia internacional, el único ente facultado para emitir sanciones es el Consejo de Seguridad de la ONU, y por esa razón, las medidas que toma el gobierno estadounidense contra Venezuela son ilegales.

 

En una carta dirigida al Congreso, Trump aludió: "He determinado que es necesario bloquear las propiedades del gobierno de Venezuela a la luz de la continua usurpación del poder por parte del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro", La medida será aplicada sobre "todos los bienes e intereses de propiedad del gobierno de Venezuela que se encuentran en Estados Unidos, o que se encuentran bajo el poder o control de cualquier persona de Estados Unidos".

Estos activos "están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o tratados de ninguna otra manera", reseña la Orden Ejecutiva y publicada por agencias internacionales de noticias.

 

Esta medida de embargo guarda similitudes con la Ley Helms Burton con la cual se le ha aplicado un bloqueo a Cuba durante más de 50 años. La medida prohíbe -salvo que esté expresamente exenta- toda operación o activo perteneciente a cualquier entidad gubernamental de Venezuela, incluyendo organismos estatales como el Banco Central de Venezuela o la petrolera PDVSA, así como cualquier individuo o agrupación controladas directa o indirectamente por ellas.

 

Washington estaría insatisfecho de los avances y probables acuerdos en Barbados.

 

En teoría, Washington estaría insatisfecho dado que los avances y probables acuerdos que se consumarían entre venezolanos, no se corresponderían a las exigencias impuestas por la Administración Trump. En efecto, Elliott Abrams indicó recientemente que "claramente tiene que haber unas nuevas elecciones libres y justas. Y no es posible que haya elecciones libres y justas con Maduro en la presidencia".

 

Por su parte, el secretario de Estado Mike Pompeo resaltó que en el marco de las conversaciones en Barbados "sería inconcebible tener elecciones que realmente representen al pueblo venezolano si Maduro sigue estando presente en el país.

 

Es decir, Washington sugiere realizar "elecciones libres" en medio de una trama de golpe de Estado consumado.

En clara intrusión en los asuntos de otro país, que el gobierno reelecto del presidente Maduro salga del poder y sea transferido al autoproclamado Juan Guaidó, impuesto por instrucciones de la Casa Blanca.

La Administración Trump estaría calibrando también los escenarios electorales en la política interna estadounidense, proyectando la reelección de Trump como una carrera de largo aliento. Esto supone que Trump decide actuar en correspondencia con los sectores que integran las diásporas cubana y venezolana, ubicadas en Florida, un estado electoralmente determinante, donde esos sectores han exigido un rol mucho más activo de Trump contra Venezuela y Cuba.

La realidad es un cabildeo, cuya orientación es una guerra hibrida de cerco cibernético, donde el perjudicado directo es el pueblo, quien exige a la Asamblea Nacional Constituyente proceda contra los adversarios del gobierno Bolivariano, sean militares o civiles, que incluya a quienes han robado el programa CLAP.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post