Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
arcadia-fugaz.over-blog.com

Blog alternativo de actualidad política con temas de interés internacional

Amargura, en un país que alguna vez, tuvo sueños.

Fuente Literaria/ Ciencia Ficción

Amargura, en un país que alguna vez, tuvo sueños.

En la medida en que vamos envejeciendo, la llama de la pasión se evapora y nos empuja al abismo sexual.  Aquí, surge el entendimiento y confieso, debemos huir de los viejos sentimientos porque el rencor estará presente y no hay agua suficiente para apagar las controversias de ambos corazones, la de la amante y el nuestro. Por esto, nuestros ojos deben estar abiertos para lograr una nueva amistad.

Debemos aprender de la amargura, de estos momentos cruciales de nuestra patria. Muchos se arrepentirán de sus propias palabras, cuando llegue la hambruna de manera definitiva, más allá del amor, existe la crueldad.

Tenemos que tranquilizarnos, evitar estos anuncios direccionales, muy tensos y angustiadores.  No estamos bien, pero debemos dirigir nuestra mirada hacia la tranquilidad, es la actualización de los tiempos, tiempos que exigen una repuesta profunda de una gran certeza para ordenar múltiples perturbaciones.

Dejarnos zarandear por nuestras propias motivaciones es zarandear una verdad y extrañar lo que verdaderamente amamos, tenemos que aprender de nuestra propia experiencia ante el comportamiento de un mundo cruel e impulsivo, por muy efímera que sea una equivocación nos llevará al desastre.

No podemos seguir viviendo con un bailarín en la presidencia de la república. Que ningún amor nos tiene, todo es palabra y que negocia nuestras riquezas naturales.

En oportunidades, el destino nos hace unas pesadas bromas y nos victimiza, poco entendemos y cometemos errores, cada quien se ve a sí mismo y no a su prójimo, es menester enfrentarnos a una nueva historia, ya basta de rebelarse y enloquecerse de rabia e indignación.

Encasillarnos, nunca. Es necesario avanzar ante una versatilidad, dejar atrás los rumores y tener memoria., hay que entender toda interpretación de una verdad, abandonar las histografias y tener el mérito firme de nuestros credos.

La ternura es propia de lo humano, pero, debemos conocer el contexto político y no ser mártir de una guerra que tiene como único atractivo la muerte de nuestro hermano de raza y de origen.

El frescor de la noche, nos abraza en el Castillo del Cerro Azul, el mar y sus olas abrazan la arena y un leve zumbido llega nuestros oídos, es el canto de la sirena, cuyo pensamiento, me recuerda mi estadía juvenil en Puerto Cabello y su malecón.

Siempre, habrá una despedida, el término de algo. Esto se venia llegar. Los venezolanos poco tenemos memoria de la historia política de nuestro país, menos del universo.

 

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post