Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
arcadia-fugaz.over-blog.com

Blog alternativo de actualidad política con temas de interés internacional

El primado económico de los países emergentes

Aventis

Los factores que sitúan a España en la franja alta de la competitividad son la calidad de sus infraestructuras de transporte -reconocidas con el décimo puesto absoluto-, el tamaño de su mercado o las altas tasas de matriculación en educación superior, así como el buen nivel del país en implantación de tecnologías de la información y comunica.

Frente a esas fortalezas, el Foro Económico Mundial señala debilidades que perjudican la competitividad como los desequilibrios macroeconómicos, el desequilibrio de las cuentas públicas, la corrupción local, la falta de crédito y el insuficiente gasto en investigación, desarrollo e innovación, que es considerado crucial como elemento para la transformación económica de un país.

.
Hay que enfatizar que los desequilibrios comerciales no resultan de malas negociaciones de los tratados comerciales, como lo confirma que Estados Unidos no tiene uno con China, sino se deben a una demanda agregada interna mayor que su oferta interna. Este desequilibrio puede deberse a varias razones como son un déficit fiscal elevado (que es el caso actual) o a un bajo ahorro interno o entradas de capitales del exterior que fortalecen al dólar (que también está sucediendo). Un dólar fuerte abarata las importaciones que realizan los norteamericanos y encarece sus exportaciones, resultando en déficits comerciales.

En resumen, el déficit comercial que tiene nuestro vecino país del norte no se reduce con renegociaciones de los tratados de comercio, sino con ajustes macroeconómicos diversos, con incrementos en el ahorro interno y en la productividad. Esto lo sabemos muy bien en México después de haber sufrido varias crisis de la balanza de pagos en las décadas pasadas.



Hay que estar conscientes de que los gobiernos no crean riqueza, sino que su gasto sólo equivale a que se transfieren recursos de un sector a otro. Los gobiernos gastan ingresos que obtienen de mayores impuestos, lo que significa un menor gasto de las empresas y de los consumidores; de mayor deuda, que equivale a mayores impuestos en el futuro o a un aumento en la inflación, que es el peor impuesto que pagan los consumidores y que se refleja en mayores tasas de interés, perjudicando a los deudores, ya sean empresas o personas.


Si los gobiernos fueran más eficientes que las empresas y los particulares para lograr el crecimiento económico y crear nuevos empleos formales, sería correcto que elevaran los impuestos. Sin embargo, tanto en a lo largo de su historia, como en otras naciones, se ha mostrado que el gasto público, con algunas excepciones relevantes, tiene un costo mayor para la sociedad que los beneficios que produce. Esto se debe a que en general los incentivos que tienen los distintos burócratas no es incrementar el bienestar de la sociedad, sino su fuerza y presencia política para poder seguir ocupando posiciones relevantes. Por lo mismo, es fundamental que la sociedad procure premiar por medio de sus votos a los funcionarios que logren incrementar los resultados sociales y económicos y no sólo su presencia en los medios de comunicación.

: La llamada “crisis financiera”, es una crisis activada y controlada en todos sus resortes esenciales por medio del “rumor” y la información manipulada que hacen subir o bajar las acciones en Wall Street y las principales plazas financieras del Imperio

.

La quiebra en cadena de bancos o de instituciones financieras es inducida, manipulada y estratégicamente operada para producir un reciclamiento de la rentabilidad financiera (en crisis con el colapso subprime) y una reconversión del sistema financiero que centralice el control y el funcionamiento del sistema capitalista mediante una mayor concentración de la riqueza (ley darwiniana del capitalismo).

Los mercados bursátiles no son “libres” (como establece el mito del “libre comercio”) sino instituciones mercantiles que funcionan sujetas a la ley de la oferta y la demanda manejada por los grupos que hegemonizan el control y la información sobre su funcionamiento.

 Con proceso recesivo (desatada como emergente de la “crisis financiera”) conduce inevitablemente al sistema capitalista hacia un proceso de “crisis social con pérdida del control y de gobernabilidad política a escala global (Esto ya se verificó con los estallidos sociales durante la escalada de los precios del petróleo).

El tercer factor que media como desenlace (a modo de acción reacción al cierre de empresas y despido de personal) entre la “crisis financiera” y la “crisis estructural” es el “conflicto social”, expresado por huelgas y estallidos sociales masivos.

La confluencia interactiva de estos tres factores es lo que va a posibilitar, a corto plazo, el desenlace de la “crisis global” del sistema capitalista donde los gobiernos (centrales y periféricos) van a perder el control social y político de sus países por medio de las huelgas y estallidos sociales generados por la desocupación masiva y la suba de precios.

Solo la convergencia interactiva de estos tres factores (por acumulación de crisis) va a producir (a modo de desenlace) la “crisis global” del sistema capitalista proyectada desde las economías centrales (USA-UE) a los países que integran la red a escala planetaria.

La “crisis financiera” y la contracción del crédito en los países centrales ya se proyectan en un proceso creciente de recesión económica global por el alto nivel de entrelazamiento de las economías mundiales en el proceso de importación y exportación.

 

En el actual modelo globalizado de economía planetaria los PBI juntos de EEUU, la Unión Europea y China suman más del 50% del PBI mundial, mientras que el sistema capitalista está “dolarizado(el dólar es la moneda patrón de todas las transacciones comerciales y financieras a escala global).

Pero hay otro dato que convierte a sus economías en el eje económico global: EEUU, la Unión Europea y China, son los mayores compradores de petróleo y materias primas del mundo.

Estos dos factores centrales explican por qué cualquier oscilación o desequilibrio económico-financiero que tenga a estas tres economías centrales como protagonistas, impacta y se esparce inmediatamente por todo el “sistema”.

EEUU y Europa son los principales compradores de productos chinos, y el gigante asiático, a su vez, es el principal importador de petróleo y materias primas de los “países emergentes”, con lo que se puede deducir que si el Imperio estadounidense (en proceso recesivo) reduce sus compras, el impacto se va a proyectar inevitablemente en una crisis de China proyectada a los “países emergentes”.

Con un proceso recesivo de su economía, EEUU (el principal comprador de la “gran fábrica” asiática) reduciría drásticamente sus compras a China, y Europa, que ya enfrenta un fenómeno recesivo en su economía comunitaria, ingresaría en una contracción de su sistema económico productivo.

Como impacto inmediato, la economía china también ingresaría en un proceso recesivo (detención del crecimiento) que la obligaría a reducir sus importaciones de materias primas y de petróleo.

A su vez la reducción en la importación de materias primas y de petróleo por parte de China (el principal importador mundial) impactaría en las economías de Rusia y de los “países emergentes” (los principales exportadores de petróleo y de materias primas a China) que también podrían ingresar en un proceso recesivo.

En resumen, con la “crisis financiera” y crediticia que ya desató el derrumbe bancario en EEUU y Europa, comienza a completarse (y a profundizarse) el cuadro de crisis estructural” recesiva de las economías capitalistas centrales que se irá proyectando cada vez con más fuerza hacia las economías de la periferia (principalmente los países exportadores de materias primas).


 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post