Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
arcadia-fugaz.over-blog.com

Blog alternativo de actualidad política con temas de interés internacional

Venezuela, un esfuerzo por sobrevivir

Aventis

La juventud social cristiana de 1978- 1987, conformó un grupo de trabajo de algunas tesis políticas que incluía el marxismo y su ejercicio dialectico para hacerse del poder en los años siguientes, tras derrotar al partido Acción Democrática en elecciones populares o formar un líder desde el seno de la Escuela Militar y provocar una acción cívico- militar que coadyuvara a sobrevivir a COPEI y los grupos de izquierda moderada que conformaban dicho partido, no olvidemos el ideario del catire Abdón Vivas Terán.

Al igual que el comandante Daniel Ortega en Nicaragua, Evo Morales en Bolivia y Fidel y Raúl Castro en Cuba, propagandista tenaz de las políticas que destruyeron la democracia venezolana y la convirtieron en una dictadura devastada por la ruina económica, la violencia represora y la inflación.

 

Por fortuna para los ingenuos venezolanos, que con sus votos lo llevaron al poder, Nicolás Maduro Moros, no imitó todas las políticas chavistas de nacionalización de empresas, reducción drástica del sector privado, hinchazón de un sector estatal corroído por la incompetencia adeca al entrar Diego Arria y Carmelo Lauria a asesorar a Carlos Andrés Pérez. Y, los robos, persecución sistemática de la prensa libre y de todos sus críticos, aunque golpeó de múltiples maneras a los empresarios privados y, entre otras operaciones antidemocráticas que caracterizaron su política, donde se dictaron leyes. Pero, Chávez fue un verdadero luchador social y logro que la comida llegase al pueblo, constituyéndose en un líder      popular que unió lo cívico con el sector militar.

 

Por lo demás, como ocurre siempre cuando los caudillos o gobernantes acérrimos del populismo se instalan en el poder, la corrupción también cundió a Venezuela en los años de MBR-2000, V República y el Psuv.  La gran incógnita era que hacer con el petróleo y los informes de la Contraloría General de La República.

Los democratacristianos, se liaron en una batalla contumaz por el control del partido y llegar a acuerdos con el presidente Chávez, utilizando la imagen de su padre, quien ejerció altos cargos en COPEI del Estado Barinas.

Nicolás Maduro se sentía muy seguro creyendo que su antecesor en el gobierno, Hugo Chávez, que había sido su amigo de siempre, canciller y vicepresidente, le guardaría las espaldas. Pero Nicolás tenía su propio proyecto político para deslindarse de los hijos de copeyanos y de sus respectivos padres, con las reformas y actualizaciones políticas en la estructura del Estado.

 

Capriles y otros dirigentes conocidos de Primero Justicia y Voluntad Popular vienen de ese semillero adeco- copeyano. Los verdaderos socialistas fueron dejados a un lado.

Esta actitud, alejo un poco a Daniel Ortega y Evo Morales. Nicaragua y Bolivia tuvieron que acercarse a los Estados Unidos de Norteamérica, igual que Brasil, Uruguay y Paraguay

 

Desde su subida al poder, Moros ha procurado serenar el ambiente político y propiciar una coexistencia pacífica entre las distintas fuerzas militares y partidos a fin de que haya consensos que permitan reformas y progreso. La serenidad de que hace gala contrasta de manera radical con el estado sobresaltado y convulsivo en el que las arengas destempladas de su predecesor mantenían al país.  Y, el aprendió, fue, la misma escuela.

No era raro que el choque entre ambos temperamentos, aparte de las diferencias políticas, provocaran la ruptura entre sus seguidores y base del Psuv. Creo que los militares han dañado mucho la proyección del pensamiento Bolivariano. Nicolás, poco llamó al Gran Polo Patriótico a ejercer funciones de poder en el aparato administrativo del Estado.

El presidente decidió, con criterio democrático, convocar varias consultas, con varias preguntas, a fin de que el pueblo se pronunciara sobre el tema. Militar, presidencial y de comunas.

El gran problema han sido los militares y bachaqueros, aquellos que destrozaron y saquearon grandes cadenas de malls en venta de alimentos,

Los resultados han sido meridianos.

 Una mayoría inequívoca se ha pronunciado en contra de la reelección y una mayoría todavía más contundente ha vetado el acceso a puestos y nombramientos de gobierno a gentes implicadas en tramas de corrupción. La figura de nuestro presidente constitucional aparece muy desgastada y los insultos son muy fuertes a su símbolo presidencialista

Desde hace mucho tiempo, nos encontramos en campaña y las lluvias de insultos por redes sociales siguen sumando y el descenso de la popularidad que tuvo en otros tiempos, se encuentra muy degastada. Los huevos, por estar muy caros, ya no son lanzados.

La otra cara de la moneda es Venezuela, desde luego. Con el sorprendente apoyo del expresidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, quien sin que se le caiga la cara de vergüenza acaba de exhortar a la oposición Maduro a que concurra a la farsa electoral del próximo abril -es decir, a que se ponga en el cuello la soga con que será ahorcada-,

Monedero y Zapatero a través del Psoe y Podemos le abrieron paso a los inmigrantes yihadistas en Cataluña y los asentaron en comunidades alejadas del casco urbano, otros residen en el casco urbano, ya han provocado algunos actos terroristas.

 el hijo putativo de Chávez se dispone a hacerse reelegir como presidente en un país donde por lo menos tres cuartas partes de los ciudadanos hacen verdaderos milagros para sobrevivir a una penuria cotidiana en la que no hay comida, ni medicinas, ni trabajo, ni esperanzas, salvo para la mafia de demagogos y narcotraficantes encaramada en el poder. Para ganar esas elecciones le hará falta un escamoteo tan gigantesco de la voluntad popular que ojalá la heroica y maltratada oposición venezolana no se preste a darle una apariencia de legitimidad participando en ella. En las condiciones actuales no hay posibilidad alguna de que aquellos comicios sean genuinos y la comunidad democrática internacional debería anunciar desde ahora que desconocerá sus resultados.

Muchos izquierdistas  se contraponen a estos idearios que carecen una verdadera disciplina partidista e ideológica.

El Grupo de Lima, desde hace algún tiempo, viene movilizando a los países democráticos del mundo entero para que continúen aislando y presionando a Venezuela, a fin de que su Gobierno acepte unas elecciones verdaderas, bajo el control de las Naciones Unidas y de la OEA, con observadores internacionales independientes. Sólo así se pondrá fin a una de las más ineptas dictaduras de la historia latinoamericana que en apenas un puñado de años se las ha arreglado para convertir a uno de los países potencialmente más ricos del mundo en uno de los más pobres. Digo dictadura, porque se sigue a pie de letra, los consejos del gobierno cubano, a sabiendas que Fidel Castro en sus pininos con su hermano Raúl eran dirigentes socialcristianos de izquierda, se acuerdan del grupo araguatos y astronautas. Pero, el giro fue muy fuerte hacia el pueblo, cuando se prestó la antigua U.R.SS para el juego al lado de la RDA, los alemanes.

En días nebulosos como los actuales, conviene revisar sus permanentes llamados a la ponderación, la tolerancia y la serenidad. En particular, los libros de Bákula y de Alzamora, en los que se refieren a las relaciones interamericanas y a la necesidad de procurar la unidad y la independencia de América Latina. Un propósito que compartieron en su tiempo con Víctor Raúl Haya de la Torre.

. En pleno respeto y respaldo (que no son sinónimos) al gobierno del Perú, y para que la Cumbre resulte lo menos escabrosa posible, hay que desplegar al máximo la tolerancia y la ponderación, evitando competir en un intercambio de dardos y diatribas, que sólo puede beneficiar al autócrata venezolano.  Porque lo es, fuese otro modelo de presidente, si no estuviese manejado por Cuba.

Conviene, por eso, tener muy en cuenta el libro de Alzamora, “La agonía del visionario, la lección final de Raúl Porras”, que afirma: “La trayectoria internacional del Perú ha sido y es, pues, una sola, y Porras la encarnó con todo el esplendor y la firmeza que reclamaba la fidelidad al legado histórico que había recibido”. Por supuesto, la coyuntura de hoy es muy distinta a la de 1960, pero vale la pena mantener siempre presente aquellos hitos que son motivos de su legítimo orgullo como nación.

Existe una tensión permanente entre distintos intereses y el Perú no ha logrado encontrar mecanismos inclusivos que permitan que todos los sectores participen en la toma de decisiones sobre políticas públicas.

La falta de acuerdos hace que la sociedad regrese a la situación previa a la del contrato social: la violencia para sobrevivir.

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post