Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
arcadia-fugaz.over-blog.com

Blog alternativo de actualidad política con temas de interés internacional

Cuevas del silencio, ladridos de lobos

Fuente Literaria/ Relato de Ciencia- Ficción/ Parte II. 20

Las cuevas, se encontraban vacías, los muchachos salieron a cazar con sus arcos y flechas, no había comida en la comarca y, en el interior de las mismas había mucho desorden y, las quejas no se hicieron esperar en el exterior, a un lado, prendieron fuego para cocinar. El ruido de los animales y el viento, les mostró lo desamparados que estaban.

Las cuevas, que se encontraban sobre el mar, están llenas y repletas de personas hambrientas y atemorizadas. Los guardianes de la memoria del pueblo, se encontraban detenidos a la orden del dictador, quién en ejercicio de sus funciones administrativas decretó diez años de prisión a quien desobedezca su ley.

Las tormentas huracanadas son horribles y las palmas se han desparramado, a su vez, algunas plantas vomitaban sus gases venenosos sobre la comarca, en sus arrebatos de furia destructiva. El viento gime y, el mundo imaginario del hombre se recreaba en una memoria colectiva.

En un afloramiento pedregoso, observé un nido de turpiales, y uno de mis sirvientes, tomo un pájaro, llevándole comida como ofrenda a su dios y, desde ese día, ese animal me acompaña en los viajes.

Unos días antes, con palpitaciones en su corazón de una manera acelerada, latidos fuertes en su sentido orgánico interno, un grupo de ancianos fue llevado a votar por los jefes de comarcas, todos, se pusieron a prueba. Era indignante verlos transitar, afuera una multitud chillona, gritaba porque es injusto la vejación a los de mayor edad del pueblo.

Los militares, encargados del orden público se encontraban sedientos de sangre, una dictadura se instauraba, bajo lemas totalmente falsos. Los ciudadanos, tenían que salir a cazar jabalíes. El Estado, ya no les proporcionaba alimentos, pocas medicinas.

Es tiempo, de los discursos, poco voy a los mítines, a no ser que Marcela me convenza. La emoción en estos días es fuerte. Es indignante, sin más, tener un rector planetario como el que tenemos.

Nos encontramos en tiempo de una repugnante barbarie, los depredadores del gobierno, transitan con sus burros por los caminos, cada camino, da a un bosque distinto.

La Roca de La Muerte, lugar de grandes comilonas, con lo que el fuego, sobre el que se cocinaba la carne de conejo y rata, poseía la ofrenda de los ancianos. Mujeres desnutridas en el tiempo que se ligaban por generaciones, nadie del pueblo es ajeno a este sitio, los ramilletes de flores descansaban sobre una gran estatua.

Aquí, en años anteriores, logré rescatar a Dilnava Palmar, la muchacha que me entendía y, no permitía que me reconocieran los enemigos. Los cielos, al atardecer se llenaba de manadas de gaviotas. Todos los hombres se volvieron flacos y enjutos en verano. Ya no son fuertes, como hace cuatro años. A los esclavos, les llevaban al pantano y, los mosquitos, buscaban comida en su piel. Confirmaron el paludismo y la difteria. Ellos, danzaban en grandes nubes de insectos, intentando aplastarlos contra sus cabezas, brazos y piernas. Pues, ahora era, como sí una sustancia espesa y viscosa estuviese atacando a toda una población y, cada una de ellas, procurase librarse de su cerrojo.

 

La nave, debo admitirlo, forma parte de un equipo sin repuestos, y algunas veces debo retenerme en un recodo del túnel, sin reconocer ningún punto de referencia o coordenada, siempre, me gustaba estacionarlo en un acantilado para evitar la cercanía de extraños. Los minotauros, resguardaban el sitio con sus armas, totalmente listas como preparadas. Donde, nadie puede escabullirse de sus miradas.

Los caminos y senderos, están cubiertos de malezas y, por todos lados, observamos los árboles caídos, jamás fue un trayecto agradable.

A pesar del oprobio del dictador, todos los ciudadanos sonreían y cían en su trampa. Puras marchas, como bullicios propagandísticos, pero, nada de trabajo y producción. Es un caos, mi planeta.  Otras colonias, ayudaban a sostener esta dictadura. Se alimentaban de ella por sus productos energéticos. Necesitamos una reprimenda y, bien fuerte por testaduros y, no aceptar la inmensidad de las estrellas, que, esconden otras galaxias.

El mundo, está allí disgregado con su gran verdad y, esas cosas mías que ocupan un espacio, deben ser asociadas para observar sus efectos de causas y conformar con esos elementos, una proposición del lenguaje humano.

Todos esos elementos son causalidades que, nos dan una concepción filosófica más verdadera, hay verdades que tienen un valor mayor y otros no, nunca en nuestras vidas tendremos falsedades. Aunque, algunas veces pasaremos impasses. Pero, tenemos el lenguaje humano para descifrarla. El lenguaje constituye una herramienta que nos permite ver la realidad. Ella, es construida mediante la palabra.

Por esto, debemos saber interpretar los textos y develar metonimia textual.

Es inevitable vernos, nos encontramos vinculados, entre sí. Los fantasmas se ubican en mi cabeza y, debo darle organización. Una vez, me tocó vender tarjetas de animación en la plaza central de mi pueblo. Ahora mi camino se encuentra trazado entre el hambre y el mundo, puedo decir, entre la cocina y la lavandería. Lo que nos da una respuesta, un escenario.

Trato de ser una copia fiel de lo real. Los tiempos distorsionan algunas realidades y, salir a la calle sin ningún proyecto, es exponernos a los dispositivos audiovisuales de la vida. Reúno, todas mis fuerzas para defender la ley y la democracia.

Viajo en el cosmos, ahora, estoy en un planeta con una gran subcultura. Cada persona, revela su Ser, hacia una individualidad interna muy superficial. Su lenguaje es muy tenue como técnico. Creo, es por la tensión social en que viven, muy deprimente. Rehúsan, constantemente a su código de lucha social y desprecian vivir, bajo las normas y ley de la sociedad.

En mi planeta, hay muchos secuestros y violaciones. Las empresas, se están largando del país.

La imaginación, poco me acompaña en estos días, no puedo salir en astral. Es el tiempo de los delirios y me preocupa que nuestra existencia, luce cada día más empobrecida por culpa del tirano y la dictadura de las grandes potencias.

Por eso viajo, es como autorizarme para descubrir la realidad. La ficción es más poderosa que la realidad. Así que, no llevamos nada nuevo, sino un simple equipaje y, tengamos cuidado con las intenciones y el manejo de situaciones. Ahora, no me ocurre nada.

Tengamos mucho cuidado de la realidad virtual, porque puede extender su dominio, sobre nuestra vida real y provocar un pasaje que diluya el acto de nuestra propia historia.

Por lo tanto, cada uno, tiene su secreto y manera de publicitar los asuntos del existir diario. Cada escritor, tiene su herida abierta y no encuentra la manera de saturarla, como mi viaje a Tovar,( Mérida). Viajo en mi nave madre, por la potencia de sus reactores, pero, en la cabina, observo que es muy calurosa y soleada. En las noches, el reflejo de las estrellas, marcan el camino del dormitorio.

Es muy complejo, trato de sostenerme solo y Alchi, ya conoce mi camino en los últimos meses. Por el calor, poco duermo, Pero, siempre me encuentro con los vigilantes de ruta y, para ellos, debemos saber vehiculizar las investigaciones y, evitar los fantasmas que nos agreden de una manera diaria.

Estoy libre, mi madre ha emprendido un viaje sin regreso, igual que mi esposa, debo decidir entre Zafiro, Alba, Xiruna, Minsay y Emily Peréz para reorientar los viajes y abrir de nuevo el Cerro Azul y chocar los anillos de fuego.

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post